Una excursión por el parque natural del Delta del Llobregat

Muy cerca de Barcelona, entre el aeropuerto y la ciudad, nos encontramos con la desembocadura del río Llobregat, uno de los hábitats naturales más importantes de Cataluña. Este lugar es considerado un punto estratégico de la ruta migratoria de aves. De hecho, podemos encontrar más de 350 especies de pájaros e incluso podemos llegar a ver caballos pastando. Es un lugar ideal para los amantes de la fotografía de naturaleza y macro, pues está lleno de detalles esperando a ser captados.Y es que el Delta del Llobregat, con casi 98 kilómetros cuadrados de terreno protegido, dispone de varios itinerarios a pie para poder disfrutar de la diversidad de comunidades vegetales y animales.

La reserva está fragmentada en varias partes: la Ricarda, la pineda de Can Camins, el Remolar – Filipines, la pineda de cal Francès, la playa de Viladecans, la Murtra, la pineda de la Maiola, els Regerons, basses de Can Dimoni y los espais naturals del riu.

Lo mejor que podéis hacer es acercaros con el coche hasta el aparcamiento que queda cerca del centro de información, donde os podrán mostrar los diferentes itinerarios a seguir. Muchos de ellos son de unas 3 horas de duración. Cerca del mismo centro encontraréis la marisma de las Filipinas y la conocida playa de dunas, aunque con cualquiera de los itinerarios podréis disfrutar de los humedales, pinares, juncales, carrizales, playas salvajes, como es el caso de la de Ca l’Arana, o estanques como el de Cal Tet.

Otra opción para hacer fotos es acercarse a la entrada del parque donde los aviones vuelan prácticamente a ras de suelo en su entrada al aeropuerto. La verdad que siempre impacta ver un avión tan cerca volando sobre ti.

Respecto a los horarios de las diferentes zonas, éstas están abiertas todos los días del año excepto los lunes no festivos y los días 1 y 6 de enero y el 25 y 26 de diciembre. Todos los espacios del parque ofrecen visitas libres y gratuitas. Asimismo, el centro realiza visitas guiadas para grupos organizados que pueden reservarse a través de la página oficial, una opción muy recomendable si deseáis realizar fotografías de la salida del sol como las que veis en este mismo post.

Fuera de las zonas protegidas, aunque también con horario restringido, se pueden realizar varias rutas como la que lleva al antiguo cuartel de carabineros que controlaba el contrabando entre Francia y España en el siglo pasado, y a la casa del semáforo, donde os prometo que vais a hacer mil fotos; es un lugar que os atrapará por sí solo.

Página oficial: Espais Naturals del Delta del Llobregat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *